Como patos de criadero industrial

image

Hola. Yo de nuevo. Hoy quiero hablar de un tema contemporáneo, bueno, es contemporáneo desde que comenzó la iglesia hace más de 2000 años.
Yo comencé a ir a la Iglesia cuando tenía 17 años. Siempre me animaron a leer la Biblia, comparar lo que enseñaban los predicadores con lo que Dios dice, a estudiar por mi mismo y a usar herramientas que me permitieran saber más acerca de exuberante Palabra de Dios. Pero tristemente me di cuanta de cuantas iglesias mantienen a sus miembros en la ignorancia eclesiástica y bíblica convirtiéndolos sólo en recipientes de la enseñanza que los líderes quieren que aprendan. Así los pueden tener sumisos y sacar el mejor provecho de estas personas que sólo buscan satisfacer la carne.
Obviamente la estrategia para tener a estar personas es alimentándolos como patos de criadero industrial. ( Si nunca vieron como lo hacen, quiero decirles que es muy triste.)

 

los mantienen encerrados en las jaulas de su ignorancia.

 

los hacen sentir que están seguros dentro de un recinto.

 

les dan comida a la fuerza y sólo lo que los líderes quieren enseñar.

 

los patos no procesan esa comida, tampoco pueden elegir lo que comen y los alimentan cuando ellos quieren sólo  para la engorda.

 

al estar encerrados no van a ninguna otra parte y creen que esa es toda la verdad o realidad que existe.

 

cuando llega el día sólo los matan y los venden para sacar el provecho del trabajo que han invertido.
Estos ” pseudo líderes cristianos” adulan a los asistentes y los mantienen entretenidos con buena música, predicación muy liviana y demagógica, muchas actividades sociales donde hay más música y comida. Muchas iglesias usan de payasos que hacen “milagros” y obviamente después de toda esa parafernalia, los líderes, pastores, pastoras, apóstoles, profetas y cuanto título de “AUTORIDAD” puedan inventar sacan el dinero correspondiente del show de ese día. La palabra de Dios habla claramente de estos personajes. Y espero que puedan considerar si están asistiendo sólo a un criadero o a una verdadera Iglesia bíblica.
“Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío. Atrevidos y contumaces, no temen decir mal de las potestades superiores, recibiendo el galardón de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar de deleites cada día. Estos son inmundicias y manchas, quienes aun mientras comen con vosotros, se recrean en sus errores. Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición. Han dejado el camino recto, y se han extraviado siguiendo el camino de Balaam hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad… Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error. Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció.”
2 Pedro 2:1-3; 10,13,14,15,18,19.

¿Cuan lejos puede llegar mi desobediencia?

image

Muchas veces tomamos la desobediencia como algo liviano, cuando debería ser algo muy grande, aunque sea solo una vez.

Día tras día tomamos decisiones de acuerdo a nuestro propio discernimiento, cuando lo que deberíamos hacer sería consultar a Dios y compararlo con las Escrituras.

Hay algo que me ha dado vuelta en estos días, lo cual ha llevado a pensar mucho y es el tema de ISIS.

Veo como está creciendo y esparciendo como una pandemia que no tiene límites. Lo curioso es que esto se pudo haber evitado unos 3100 años atrás aprox. Si Israel hubiera obedecido a la voz de Dios en cuando a aniquilar los pueblos que vivían en la tierra prometida. Y no hacerlos tributarios, solo sacándoles el dinero. Dios fue claro en decir que debían matar y echar a los pueblos de las tierras que ellos iban a poseer. Solo debían a hacer tributarios a los pueblos afuera de los límites que Dios ya había establecido que sería de ellos, como lo dice claramente Deuteronomio 20:10-15

Deu 20:10  Cuando te acerques a una ciudad para combatirla,  le intimarás la paz.

Deu 20:11  Y si respondiere: Paz,  y te abriere,  todo el pueblo que en ella fuere hallado te será tributario,  y te servirá.
Deu 20:12  Mas si no hiciere paz contigo,  y emprendiere guerra contigo,  entonces la sitiarás.
Deu 20:13  Luego que Jehová tu Dios la entregue en tu mano,  herirás a todo varón suyo a filo de espada.
Deu 20:14  Solamente las mujeres y los niños,  y los animales,  y todo lo que haya en la ciudad,  todo su botín tomarás para ti;  y comerás del botín de tus enemigos,  los cuales Jehová tu Dios te entregó.

Deu 20:15  Así harás a todas las ciudades que estén muy lejos de ti,  que no sean de las ciudades de estas naciones.

Todas las naciones que aquí se nombran son los actuales enemigos de Israel y también del mundo no musulmán. La orden de Dios fue no dejar con vida a nadie de esas naciones.

Deu 20:16  Pero de las ciudades de estos pueblos que Jehová tu Dios te da por heredad,  ninguna persona dejarás con vida,

Deu 20:17  sino que los destruirás completamente: al heteo,  al amorreo,  al cananeo,  al ferezeo,  al heveo y al jebuseo,  como Jehová tu Dios te ha mandado;

Deu 20:18  para que no os enseñen a hacer según todas sus abominaciones que ellos han hecho para sus dioses,  y pequéis contra Jehová vuestro Dios.

En el Libro de Jueces vemos como después de la muerte de Josué las tribus de Israel comenzaron a atacar a las naciones que poseían la Tierra y a tomarla, pero vean el error que cometieron

Jueces 1:28  Pero cuando Israel se sintió fuerte hizo al cananeo tributario,  mas no lo arrojó.

Si quieren pueden hacer un estudio más profundo de estos pasajes, pero a donde quiero llegar es esto.  ¿Cuánto daño podemos provocar  por no obedecer a Dios cuando debemos?

Esto ocurrió hace más de 3.000 años y aun tenemos repercusiones.

Ahora piensa en tu vida y las malas decisiones que has tomado, cuando veces desobedeciste a la Palabra de Dios. Ahora piensa en las consecuencias que has tenido y si aún no las tienes, prepárate, porque van a llegar en cualquier momento.

Lee atentamente lo que Dios le dijo a Israel que pasaría si no le obedecían en cuanto a las naciones que ellos debían destruir.

Num 33:51  Habla a los hijos de Israel,  y diles: Cuando hayáis pasado el Jordán entrando en la tierra de Canaán, 52 echaréis de delante de vosotros a todos los moradores del país,  y destruiréis todos sus ídolos de piedra,  y todas sus imágenes de fundición,  y destruiréis todos sus lugares altos; 53  y echaréis a los moradores de la tierra,  y habitaréis en ella;  porque yo os la he dado para que sea vuestra propiedad. 54  Y heredaréis la tierra por sorteo por vuestras familias;  a los muchos daréis mucho por herencia,  y a los pocos daréis menos por herencia;  donde le cayere la suerte,  allí la tendrá cada uno;  por las tribus de vuestros padres heredaréis. 55  Y si no echareis a los moradores del país de delante de vosotros,  sucederá que los que dejareis de ellos serán por aguijones en vuestros ojos y por espinas en vuestros costados,  y os afligirán sobre la tierra en que vosotros habitareis. 56  Además,  haré a vosotros como yo pensé hacerles a ellos.

“Le pega como las madres”

image

Hoy en la cancha vi una jugada e inmediatamente se vino a mi mente la frase “le pego como las madres” después de eso me puse a reflexionar y me di cuenta de lo equivocada que está esa frase. La verdad es que mi madre en particular pegaba muy fuerte y si no era con la mano siempre encontraba algún objeto contundente o intimidante, jajajaja (chancletas, cinturón, varillas etc.) y me disciplinaba. Y no conozco a alguien de mi edad o mayor que no diga que su mamá no pegaba fuerte.
Es raro como a lo largo de los años los chilenos hemos usado esa frase en el ámbito del fútbol como un signo de debilidad, pero la verdad es que es todo lo contrario. Mi madre en particular es una persona muy fuerte, que me enseñó como salir adelante en las dificultades, a reír cuando hay tristeza y a pararme cuando me caí. Muchas veces la juzgué equivocadamente y la hice pasar muchos malos ratos en un tiempo que ella luchó sola por nosotros.
Su personalidad no es extravagante, no es de aquellas personas que les gusta figurar o que le es fácil expresarse en público, pero cuando lo tiene que hacer lo hace, posiblemente con temor, pero enfrenta sus temores, creo que por eso tengo mi personalidad. Me acuerdo que cuando niño ella trabajaba hasta 15 horas por día, mientras mi abuela (su mamá) nos cuidaba, para que tuviéramos algo de comer y útiles para la escuela. Habían días que no la veíamos por la misma razón.
Me acuerdo también cuando ella me ayudaba en mis tareas y varias veces no sólo eso, sino que hizo las tareas por mí. (Yo no era un alumno muy brillante que digamos)
Me acuerdo encontrándola despierta muchas veces cuando yo llegaba de las fiestas en mi tiempo de rebeldía.
Por eso ahora quiero darle gracias a mi mamá por haber sido fuerte y por haber “pegado como las madres”, por darme vida tan importantes lecciones de vida que nunca olvidaré. Y por no haberse dado por vencida con este hijo que la hizo sufrir tanto. Gracias MAMÁ.

¿Cómo se manifiesta la madurez cristiana?

image

La madurez cristiana no se mide por cuánto tiempo llevamos en la iglesia, por la cantidad de versículos que hemos memorizado, por cuánto dinero doy a la iglesia, o por la cantidad de ministerios que realizo etc. Tampoco se mide por las cosas paganas que dejamos de hacer como ir a fiestas, dejar vicios o malos hábitos como, fumar, tomar, robar, mentir, cualquiera de esas cosas que está mal. Sino más bien por cuanto aplicamos de la palabra de Dios en nuestras vidas. Si bien es cierto que es necesitamos hacer las cosas anteriores, pero no son una excusa para dejar de hacer lo que debemos hacer. Y serán en realidad una consecuencia de lo que estamos aplicando de la palabra de Dios en nuestra vida.
Muchos cristianos se refugian en la idea que hacen muchas cosas para Dios, ¿pero son esas cosas las que realmente Dios quiere que hagas?
Lamentablemente muchos de los cristianos hoy en día están obviando cosas básicas de la vida cristiana que las maquillan con estudios bíblicos, conferencias, retiros, vigilias, ayunos, conciertos, alabanza y adoración. Buscamos sentirnos llenos del Espíritu Santo por un par de horas, hasta que nos desinflamos y vamos en busca de la siguiente actividad para llenar ese vacío que tenemos por no hacer la voluntad de Dios. “El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado,Y tu ley está en medio de mi corazón.” Salmos 40:8
“Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios;Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud.”
Salmos 143:10. El hacer la voluntad de Dios es lo que nos llenará de gozo y lo que nos tendrá llenos del Espíritu Santo.
Ahora después de todo esto quiero hablarte de predicar el Evangelio. Y de como nuestro Señor Jesús estaba tan preocupado de estas cosas.
“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”
Mateo 28:19-20
“Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado… Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén.”
Marcos 16:15,16, 20
Hay un orden natural en la vida de los seres humanos, que algunas veces no se, pero que fue el plan de Dios.
nacemos
crecemos
aprendemos
nos casamos
tenemos hijos
nuestros hijos crecen
aprenden
se casan
tienen hijos etc. etc.
Es lo mismo con la vida Cristiana. No nacemos de nuevo sólo para ser salvos, hay un propósito mayor, engendrar más hijos de Dios. “El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.” Juan 14:2.
“El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.”1 Juan 2:4-6
Hay principios básicos en la palabra de Dios y es que si realmente amamos a Jesús y decimos que le amamos debemos guardar “no esconder” sus mandamientos, lo cual quiere decir que debemos hacerlos, vivir como Cristo.
Cuando no predicamos el Evangelio estamos interrumpiendo la ley natural que Dios planeó para nosotros, es como que voluntariamente no trajéramos más cristianos al mundo. Y no sólo eso, estamos negando la realidad del infierno que Cristo tanto predicó. Si bien es cierto, la palabra de Dios no nos llama a convertir a las personas, pero ¿Cómo oirán sin haber quien les predique? De ninguna manera. Es necesario que apliquemos este tan básico pero esencial mandamiento de Cristo de ir por todo el mundo predicar el Evangelio a toda criatura. Pídele a Dios que te ayude.
“Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.” Filipenses 2:12-13.
Si Dios nos manda a hacer esto, ¿no crees que te dará las herramientas para hacerlo también?
Te desafío a que comiences a agradar a Dios de la forma que Él quiere que le agrademos.

Volviendo a casa

image

Hoy escuché una historia que me conmovió hasta las lagrimas y dice así.
Un cristiano que acababa de terminar su periodo con los Marines iba por la carretera caminando en dirección a su hogar, un buen hombre de negocios, amablemente   paró su auto y le pregunto si lo llevaba,  el soldado respondió que si y se subió al auto.
En la mente del soldado

image

comenzó una lucha en cuanto a predicarle  el Evangelio hasta que venció su miedo y lo hizo, gracias al Señor el hombre de negocios se detuvo en la carretera y humildemente recibió a Cristo como su Salvador. Después de eso llegaron a la casa del soldado y se despidieron. Años más tarde el soldado pasaba por el lugar donde trabaja el hombre al que el le predicó el Evangelio y que lo llevó a su casa. El soldado pregunto por el hombre a la secretaria y ella dijo que sería imposible verlo; justo en ese momento llega la esposa de ese hombre y le pregunta al soldado de donde conocía a su marido, el dijo que años atrás el lo había llevado a sí casa después de su servicio con los militares, ella le pregunto que había sucedido esa noche, el respondió que iba caminando por la calle y que su marido le preguntó si lo llevaba, ella preguntó nuevamente, pero ¿sucedió algo más?, ¿mi marido dijo algo más?, el soldado dijo que esa noche le predicó el Evangelio al hombre y que este recibió a Cristo. La mujer llorando le dijo, oré por mi marido muchos años  para fuera salvo pero nunca lo supe, porque esa noche murió en un accidente volviendo a casa.

Esta historia nos muestra lo importante que es aprovechar las oportunidades que Dios nos da para predicar el Evangelio. Nunca sabemos cuando será la última oportunidad para esa persona o para nosotros mismos. No desperdiciemos esas oportunidades.

¿Quién está preparado?

image

He pensado en este asunto y la biblia nos da varios ejemplos de hombres que cayeron en pecado o se dieron cuenta lo débiles que eran ante la tentación solo hasta que llegó a ellos.
-David y Betsabé
-Pedro y su humanidad al tratar de convencer a Cristo de que no fuera a la cruz
-Pedro y la negación cuando se vio rodeado de gente que lo acusaba de haber estado con Jesús
-Pedro y su hipocresía al tratar de vivir una vida doble consintiendo a los judíos y a los gentiles.
-Pablo que a través de la ley se dio cuentan de lo pecador que era y declaró que era vendido al pecado.
-Juan Marcos quien después de embarcarse en un viaje misionero decidió volver porque no se sintió cómodo o seguro.
-Los discípulos de Cristo peliando por ser el más grande. Etc.

¿Entonces quién está preparado? Muchas veces enseñamos consejos de como huir de la tentación pero, ¿que ocurrirá cuando llegue a nuestras vidas una tentación que nunca habíamos experimentado y nos demos cuenta que nuestra carne comienza a encenderse y sólo queremos hacer eso no importando las consecuencias?
Con esto no me estoy refiriendo sólo a pecados sexuales, di algunos ejemplos que hablaban de eso:
*orgullo
*hipocresía
*mentira
*menosprecio
*indiferencia
*sarcasmo
*vanidad
*egoísmo
*ofensas
*autocomplacencia
*autocompasión
*robar etc.
Antes de la cena yo estaba hablando con mi esposa y recibí un texto del pastor de mi Iglesia, en el cual me mostraba una foto de la mesa de sonido en donde ayudo los fines de semana, diciéndome que por favor la limpiara después del servicio porque estaba un poco desordenada. No se que me pasó, pero mi sangre comenzó a hervir, me molesté bastante y muchos malos pensamientos vinieron a mi mente. ¿Quien se cree que viene a mandarme?, !!!sólo soy voluntario¡¡¡¡¡,
Ahora si que busco otra Iglesia. Y cosas estúpidas cómo esa, hasta que vino a mi mente el tema del cual estoy hablando. Hoy no me levanté con ganas de ser Míster orgullo, (y la verdad estaba muy desordenada) sólo ocurrió porque está dentro de mí y necesitaba algo que lo encendiera. Tan como ocurre cuando alguien tira un fósforo al pasto seco.  Bueno, así pasa muchas veces con nosotros.
Existe la frase !!la ocasión hace al ladrón¡¡ en muchos casos esto es verdad.
Con respecto a David, yo no creo que él  estaba preparado para pecar con Betsabé aquella tarde después de la siesta, es posible que él no pensó que llegaría tan lejos, y recordemos que el tenía varias esposas y concubinas. O tampoco creo que sabía que podía llegar a ser un cobarde asesino, pero lo fue.
De ninguna manera quiero que se entienda que estoy defendiéndome o escusando a David. Sólo estoy meditando en la conducta humana y como suelen suceder las cosas a veces conmigo y contigo.
Ningún hijo de Dios está preparado para cada tentación de Satanás, eso es seguro, pero cada hijo de Dios tiene el Espíritu Santo para combatir esas cosas.

Me gustaría compartir una lista de cosas que Dios puso en mi corazón y que creo que podrían ser útiles en cuanto a este tema.

1. Una de las cosas que nos podría ayudar sería tener un corazón sensible a la palabra de Dios y orar como David en el salmo 139:23-24 “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno.”
Uno de los peligros más grandes de un creyente es no reconocer los puntos débiles de nuestra carne, por eso debemos pedir a Dios que nos ayude a visualizar la realidad y trabajar en esas áreas.

2. Pablo le aconsejó a Timotéo…”Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina…” 1 Timoteo 4:16
No confiemos en nuestras fortalezas. Muchas veces pueden volverse en contra nuestra y llevarnos a pecar por abuso de confianza, confiemos en Dios y su fortaleza que nunca cambia.

3. 1 Cor. 10:11-12 “Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.”
En otras palabras, !!todos tenemos tejado de vidrio¡¡ o !!no escupas al cielo¡¡. Pablo sabía esto, por eso dijo lo siguiente también. “Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.”1Cor.9:26-27.
Todos tenemos gente a nuestro alrededor que cometió errores, tomemos ejemplo de ello y temamos no a las consecuencias sino a ofender a Dios.

4. “No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.” Mateo 7:1-2
“Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso. No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados. Lucas 6:36-37

Tomemos como ejemplo las palabras de Pablo. 1Tes. 5:14-15 “También os exhortamos, hermanos, que amonestéis a los que andan desordenadamente, que confortéis a los de poco ánimo, que soportéis a los débiles, que seáis pacientes para con todos. Mirad que ninguno pague a otro mal por mal; antes seguid lo bueno siempre unos para con otros, y para con todos.”

5. “Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.”
1 Pedro 4:8. Sólo el amor puede reestablecer al siervo caído. Levantemos a aquellos que se equivocaron y no los sigamos pateando en el suelo, lo que necesitan es amor, tal como nos gustaría que fueran con nosotros si caímos.

Espero que haya sido de bendición.

Yo en las manos del Alfarero

image

El pastor de mi iglesia cada día por la mañana me manda versículos bíblicos. La verdad es que los disfruto mucho, hay algunos que no tienen mucho sentido para mi, posiblemente porque no está ocurriendo algo de acuerdo al versículo, pero aveces le da al blanco (obviamente con el Espíritu Santo) y soy muy edificado. Los versículos que compartió conmigo ese día fue de Jeremías 18:4-6 “Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla. Entonces vino a mí palabra de Jehová, diciendo: ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? dice Jehová. He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel.”
Me sentí muy identificado con este pasaje y pensé en que haría yo en lugar de Dios. La verdad es que creo que a nadie en el mundo, en ninguna época de la historia del hombre le gustaría que yo fuera Dios. La razón es la siguiente. Creo que yo tomaría la vasija que se me rompió en las manos y simplemente la tiraría y comenzaría con materia prima nueva. Si fuera pastor de ovejas y tuviera una oveja desobediente, después de la segunda chance sólo la mataría y me haría un asado. Creo que el don de misericordia no lo tengo en ninguna medida, ni aunque lo busque diligentemente. Con esto quiero decir que si fuera Dios posiblemente Jonathan Riesco estaría descartado mucho tiempo atrás y posiblemente en mi presencia (si yo fuera Dios).
A lo que quiero llegar, no es a lo inmisericorde que yo soy sino a lo MISERICORDIOSO QUE ES DIOS. Una y otra vez veo como me quiero escapar de las manos de Dios y Dios me vuelve a tomar y comienza a hacer algo nuevo. Ya no puedo recordar cuántos nuevos comienzos he tenido desde que recibí al Señor Jesús como mi Salvador. En Salmo 107:1-2 La palabra de Dios dice lo siguiente “Alabad a Jehová, porque él es bueno; Porque para siempre es su misericordia. Díganlo los redimidos de Jehová, los que ha redimido del poder del enemigo”. Dios no se da por vencido de nosotros. No somos lo suficientemente malos, ni holgazanes, ni desobedientes, como para agotar su paciencia. Me alegra tanto tener un Dios tan maravilloso y paciente conmigo, que a pesar de mis fallas, debilidades y pecados me sigue amando con el mismo amor y no agota su misericordia.
Te animo a que no te desanimes ni pierdas la esperanza en cuanto al plan que Dios tiene con tu vida, Él no ha terminado la obra de amor que tiene contigo. Permítele trabajar en tu vida. Es posible que tengas que ser quebrado , pero no te preocupes, Dios hará algo mucho mejor con tu vida.